Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
18 FEBRERO 2011    

Las vacaciones de Mauricio Macri y Juliana Awada en Villa La Angostura

 
Foto: LA NACION 

Escondidos en un halo de mutismo  y  discreción, Mauricio Macri (52) y su mujer, Juliana Awada (36), se refugiaron en los bosques de Neuquén para disfrutar de unas vacaciones de tres días. El matrimonio dejó sus agendas laborales suspendidas por un tiempo y viajó el viernes pasado a última hora hacia Villa La Angostura en compañía de Valentina (8), la hija que Juliana tuvo con su ex pareja, el empresario belga Bruno Barbier.


Si bien en diciembre pasado decidieron festejar la llegada del Año Nuevo en la espléndida casa del empresario Eduardo Cohen, en el barrio privado de Cumelén, esta vez el líder del PRO y su esposa disfrutaron sus 72 horas de descanso en la propiedad del empresario Micki Melén, ubicada al lado de la de Cohen y a pocos metros de la exclusiva hostería Las Balsas, propiedad de Calilo Sielecki.


La lluvia del sábado no desalentó a Mauricio y a Juliana, quienes a pesar del mal tiempo se las arreglaron para festejar el cumpleaños de Valentina. El agasajo tuvo lugar nada menos que en Tinto Bistró, uno de los restaurantes más reconocidos de la región gerenciado por Martín Zorreguieta, el hermano de la princesa Máxima. Allí el ahora precandidato presidencial y su mujer celebraron junto a Zoraida Awada, hermana de Juliana, y su marido Alberto Rossi.


Tanto Juliana como Zoraida prometieron a la pequeña traerle de su próximo viaje a Nueva York una máquina de fotos y una muñeca American Girl, regalos expresamente pedidos por la pequeña.
El domingo, el cielo se presentó más despejado y el matrimonio aprovechó para disfrutar de la belleza y las actividades que ofrecía el lugar. Una de ellas fue sin dudas la tradicional Regata Villa La Angostura Copa Rolex, en la que Juliana ofició de jurado. Desde la hostería Las Balsas, quince veleros decorados a modo de carnaval zarparon a las cinco de la tarde para navegar sobre el mítico lago Nahuel Huapi. Detrás de los antifaces y las pelucas de colores, Carlos Miguens y los polistas Javier Tanoira y Alejandro Agote se animaron a participar de la competencia en la que una búsqueda del tesoro fue la principal atracción para ganarse uno de los cuatro relojes de premio.


Entre risas y aplausos, Mauricio acompañó a Juliana durante los primeros minutos del certamen hasta que la hora del fútbol pudo más que la propia regata. Escondido entre la multitud, el jefe de Gobierno porteño regresó caminando a su casa de descanso para no perderse el partido entre Boca y Godoy Cruz.


El lunes, Valentina y su tía Zoraida regresaron a Buenos Aires. Mientras la hermana de Juliana retomó la agenda de la firma de indumentaria que lleva su apellido, su hija Valentina se reencontró con su padre.


Solos, Mauricio y Juliana planearon continuar sus vacaciones en un campo privado de El Bolsón y vivir así su segunda luna de miel..