Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
18 ENERO 2013     

Nicole Neumann y Fabián Cubero quieren agrandar la familia

"Queremos que este año llegue el varón", dijo la modelo, en una charla íntima con ¡Hola!

 
Nicole, Cubero, Indiana y Allegra en una tarde de cabalgata por La Barra.  Foto: Matías Salgado

No viste como amazona. Lleva una pollera larga de algodón, ojotas y un bikini blanco. Sin embargo, Nicole Neumann (32) se sube al caballo con la naturalidad de una jineta entrenada. Es viernes por la tarde y, aunque viene de disfrutar un día de playa en La Barra junto con su marido, el futbolista Fabián Cubero (34), y sus dos hijas, Indiana (4) y Allegra (2), le sobran energías para un nuevo plan de a cuatro. Esta vez, organizó una cabalgata por el bosque y las dunas de Punta de Este, que es uno de sus paseos preferidos. "Para mí es un momento de relax absoluto, lo siento como mi cable a tierra, me queda la mente en blanco y recargo energías. Es como una gran terapia", cuenta.

Nicole aprendió a andar a caballo a los 9 años, en el Club Hípico Argentino, y hasta los 15 tomó clases de salto y de volteo. "Tanto mamá como mi abuelo fueron socios del club toda la vida y, aunque siempre me encantó este deporte, entre el colegio y el trabajo no me quedó otra que dejar. No me daban los tiempos para entrenar", recuerda. Ahora, la modelo disfruta de su pasión equina en su campo, en donde tiene cinco criollos y tres petisos para las chicas. "El año pasado empecé a llevar a Indiana a una escuelita una vez por semana para que aprenda a montar. Está feliz y a mí me encanta verla disfrutar de algo que me apasiona tanto", cuenta. La próxima en sumarse será Allegra, que por ahora es muy pequeña para tomar clases. "Muchas veces nos acompaña y, para que esté contenta, la hacemos dar unas vueltas en pony", confiesa la modelo. El jugador de Vélez Sarsfield es el único integrante del clan que se suma al programa no tanto por amor a los caballos sino por acompañar a sus mujeres. "Le gusta, pero tampoco es que saldría por iniciativa propia. Creo que entiende que no le queda otra, pero reconozco que viene con mucha alegría", asegura Nicole.

 
Nicole junto a Indiana, su hija mayor, de 4 años.  Foto: Matías Salgado

-¿Comparte tu pasión por los animales?

-Sí, siempre le encantaron los perros y ya antes de conocerme tenía dos. Además, cuando era chico rescataba gatos de la calle y se los llevaba a su abuela para que los cuidara y protegiera. Obviamente, que yo soy un caso extremo, y no podría haberme enamorado de él si no tuviese esa sensibilidad, porque para mí es fundamental. Mi marido me entiende y me acompaña, sino hubiese sido imposible estar juntos. Imaginate: ¡tengo treinta y siete perros! Si no le gustaran sería para volverse loco!

-¿Qué proyectos tenés para este año?

-Hay tres propuestas concretas y que me entusiasman muchísimo para conducir en televisión. Ya veremos si puedo cerrar alguna. Y, por supuesto, planeo seguir con mis campañas y desfiles. En lo personal, nuestro gran proyecto con Fabián es buscar otro hijo. Soñamos con que llegue el varón.

-¿Cuál de tus hijas se te parece más?

-Las chicas van mutando. A veces se parecen más a mí y de repente las mirás y son bien Cubero. Indiana, claramente es igual a su papá y a su abuela paterna, son sus facciones pero como tienen mis colores engaña mucho. Cuando nació Allegra creímos que sería más similar a mí, pero ahora está creciendo muy rápido y no tenemos claro a quién se parecerá finalmente. Está en la etapa más adorable de los chicos, es el personajito de la familia, la que todo el día hace morisquetas y nos hace reír. Indiana era así a su edad, pero los últimos meses empezó a tomar más conciencia y está un tanto vergonzosa y rebelde.

 
La familia se tomó unas vacaciones antes de que Nicole vuelva a la televisión.  Foto: Matías Salgado

-¿Planean viajar a algún lado después de Punta?

-El 23 Fabián tiene que volver a Buenos Aires para empezar con la pretemporada con Vélez y ya no tiene más vacaciones. La verdad es que yo no tengo ganas de irme sola con las gordas. Creo que febrero es el mes ideal para pasar una larga estadía en el campo. Estuvimos diez días en Mar del Plata, donde pasamos Navidad con la familia de Fabián. Después, nos instalamos acá por veinticinco días. Llega un momento en el que empiezo a extrañar mi lugar y me dan ganas de volver a casa.

Texto: Julia Talevi
Fotos: Matías Salgado
.