Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
22 FEBRERO 2013     

Subastan vestidos míticos de Ladi Di

Entre las prendas se encuentra el traje que usó para bailar con John Travolta

 
Foto: Archivo/ Getty Images

Dentro de unos días todo el que ansíe tener en su armario uno de los vestidos que lució en vida Diana de Gales podrá hacerlo, si hace la puja adecuada, claro. Diez de los trajes que en su día pertenecieron a la princesa salen ahora a subasta en la casa regentada por Kerry Taylor, en el sur de Londres, que ha hablado del significado que tiene esta colección histórica. "Desde que la subasta fue anunciada, ha suscitado interés en todo el mundo" dijo Kerry en declaraciones a HELLO! Online. Ella se encarga de supervisar la venta de estos modelos y describe la experiencia como "agridulce".

"Desempaquetar los vestidos tuvo algo triste porque Diana no está ya con nosotros. Soy consciente de ello. Diana era una persona maravillosa, muy humanitaria y una gran madre, además de un icono de estilo" continuó.

La colección de ropa, que se pondrá a la venta el próximo 19 de marzo, incluye el traje de terciopelo firmado por Victor Edelstein que Diana lució durante un baile con John Travolta, en una cena de estado en la Casa Blanca en 1985. Un momento que fue captado por cámaras de todo el mundo. El vestido está valorado en una cifra superior a las 300.000 libras. En el lote está también un vestido de terciopelo negro de Bruce Oldfield, que se estima costará unas 50.000 libras y que Diana lució en el estreno del musical Los miserables.

Poco antes de fallecer, Diana vendió casi ochenta de sus trajes, cuyos beneficios se destinaron a algunas de sus obras benéficas. Una mujer de la alta sociedad de Florida, Maureen Dunken, compró trece de ellos, pero ahora se desprende de diez debido a la situación financiera que atraviesa. "Para alguien que quiera adquirir uno de los vestidos de Diana, es una buena oportunidad para intentarlo. Muy pocos de estos trajes han estado en colecciones públicas, así que sería estupendo si los museos pudieran adquirir al menos uno de ellos" explicó Kerry Taylor..