Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
06 MARZO 2013     

Quién es la artistócrata que conquistó al príncipe Harry

Se llama Cressida Bonas y es bailarina de ballet; conocé su historia

 
Foto: Getty Images

El príncipe Harry era uno de los solteros más codiciados del mundo. Su aire rebelde, su simpatía y porte, lo convierten en el centro de las miradas en cada acto monárquico, incluso por encima de su hermano mayor y heredero (en segunda línea) al trono británico. La primera en flechar el corazón del hijo menor de Carlos y Lady Di fue Chelsy Davy, con quien salió durante mucho tiempo hasta que pusieron fin definitivo a la relación en 2011. ¿Los motivos? Aparentemente, el joven príncipe valoraba su libertad por sobre todas las cosas y no quería comprometerse.

Una vez soltero, Harry se convirtió en un rompecorazones: se lo relacionó fugazmente con la modelo Florence Brudenell-Bruce, a la que también dejo por no querer tener ataduras sentimentales y con la cantante británica Mollie King, quien también corrió la misma suerte. Celebrities internacionales como Cheryl Cole y Katy Perry admitieron a los cuatro vientos que se sentían atraídas por el joven príncipe e incluso se lo vinculó con Charlize Theron.

Sin embargo, cuando pensábamos que las esperanzas estaban perdidas y que Harry seguiría todavía un tiempo rehuyendo de los compromisos, entonces, llegó Cressida, una chica "inteligente, bonita y realmente divertida", según definió una amiga muy cercana a Harry. Lo cierto es que desde que Harry sale con esta joven, parece haber sentado cabeza: no hubo ningún viaje solo, ni fiestas escandalosas. Por el contrario, el príncipe se dejó ver junto a su nueva novia, muy enamorado, compartiendo su pasión por el ski en la estación suiza de Verbier.

La historia de la bailarina que conquistó al príncipe

 
Foto: Getty Images

Cressida Bonas proviene de una de las más glamorosas familias aristocráticas de Gran Bretaña. Es la menor de los cinco hijos que tuvo Lady Mary Gaye Curzon, famosa socialité británica que fue tapa de revistas, hija del sexto Conde de Howe. El parecido con su madre, es innegable y Cressida es la única hija del tercer matrimonio de ‘Lady MG’, como popularmente se la conoce, con el empresario Jeffrey Bonas, hijo de Harry Bonas, de quien Mary Gaye se divorció en 1994.

La más conocida de los cuatro hermanastros de Cressida es Isabella Anstruther Gough Calthorpe, una actriz británica que esta semana contraerá matrimonio con Sam Branson, hijo del magnate Richard Branson, y que según señalaron algunos, había sido presentada al príncipe Guillermo antes de conocer a Kate Middleton, aunque el romance nunca prosperó. Cressida por lo tanto conoce muy bien a la familia Branson y es también muy amiga de la princesa Eugenia de York y su hermana, la princesa Beatriz, junto a las que asistió en más de una ocasión a las carreras de Ascot.

Tanto Cressida como la princesa Eugenia son dos grandes amantes del deporte y ya en 2010 se las pudo ver participando juntas y en compañía de los dos hijos de Branson, Sam y Holly en el Virgin London Marathon donde formaron una "oruga humana" para ganar el récord de ser el mayor número de corredores unidos en completar una carrera.

De manera que fue Eugenia, convertida en Cupido, la que le presentó a su primo a una de sus amigas y así habría nacido el amor.

Por una extraña coincidencia, fue la madre de Harry, la princesa Diana de Gales, la que también jugó de Celestina con Sarah Ferguson, madre de la princesa Eugenia, invitándola a participar a un día de carreras en Ascot, el lugar en donde "Fergie" conoció al príncipe Andrés.

Aunque Cressida pudiera pasar por modelo y hasta recibió alguna que otra oferta como actriz, lo que más le gusta es el baile. Después de terminar sus estudios en Stowe, donde fue muy popular entre sus compañeros y donde destacó en los deportes, algo que tiene en común con la Duquesa de Cambridge, Cressida completó una licenciatura de tres años en danza en la Universidad de Leeds.

Se comenta que mantuvo un noviazgo con Harry Wentworth-Stanley, otro amigo cercano de la princesa Eugenia, aunque nunca prosperó. La joven continuó sus estudios en el conservatorio de música y danza Trinity Laban de Londres, donde se especializó en danza contemporánea después de abandonar su carrera como bailarina en el Royal Ballet School.

Su infancia fue poco convencional. Sus padres se separaron cuando ella solo tenía cinco años y ella dividió su tiempo entre la casa de su madre y su cuarto marido, Christopher Shaw en Hampshire y la de su padre en Norfolk. Después del cuarto divorcio de su madre, Cressida se trasladó con ella a Chelsea en Londres, aunque ahora se comenta que se independizó y vive en la zona de Notting Hill, donde viven algunos de sus hermanos.

¿Se mudará Cressida a la casa del príncipe Harry en el Palacio de Kensington? Entre tantas idas y vueltas, todo indicaría que el carismático príncipe podría formalizar esta relación. Días antes de partir hacia Afganistán admitió que desea tener una vida de casado como la de su hermano:"Guillermo llega a casa y le recibe su esposa y su perro, mientras que aquí no tenemos nada de eso. Estamos atrapados en una carpa llena de hombres", dijo en su momento..