Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
06 MARZO 2013     

La princesa Corinna, la famosa amiga del rey Juan Carlos, rompe el silencio

En una charla íntima con ¡Hola!, hace su descargo sobre los rumores que la vinculan con el soberano y con el caso Nóos

Su nombre es Corinna Zu Sayn- Wittgenstein, hasta hace un año, desconocida a los ojos de la opinión pública local. Pero su nombre cobró relevancia mundial cuando el año pasado, el rey Juan Carlos se accidentó en un paseo de caza por Botswana que levantó polémica, y su imagen junto al soberano recorrió el globo acompañada por la incógnita: ¿quién es la mujer que estaba con el rey cuando tuvo el accidente? Poco tiempo después, otra polémica amenazó su nombre: el caso Nóos, que mantiene en vilo la imagen de la Casa Real española porque involucra a Iñaki Urdangarín, yerno del rey, en un caso de corrupción, la tocó de cerca cuando uno de los implicados en la causa, Diego Torres, exsocio de Urdangarín, presentó como pruebas unos correos electrónicos donde aparecía su firma. Los rumores circularon con tanta fuerza que la amiga del rey decidió hablar y contar toda su verdad en un reportaje íntimo con la revista ¡Hola!

 
Tapa de la edición española de ¡Hola! de esta semana.  Foto: hola.com

Corinna tiene 48 años, nació en Frankfurt y es hija de padre danés y madre alemana. Debe su título de princesa a su segundo marido, el príncipe Casimir Zu Sayn-Wittgenstein, con quien tuvo un hijo, Alexander, y de quien se separó en 2005. Tiene además una hija de su primer matrimonio con el empresario británico Philip Adkins.

Dedicada al mundo de las relaciones internacionales y a diferentes causas benéficas esta aristócrata confiesa en diálogo con ¡Hola! que no quiere convertirse en ningún personaje de la crónica social y que desea volver a llevar una vida discreta, como hasta ahora: "No tengo ningún deseo de ser una celebridad. Hablo ahora porque tengo que defenderme, ya que mi silencio se estaba malinterpretando. Estas serán las últimas declaraciones que haga, porque mi deseo es recuperar el anonimato".

Cuando su nombre y su imagen saltaron a la actualidad a raíz del accidente de caza de Su Majestad el Rey en Botsuana, ella guardó silencio. "Las especulaciones que siguieron al viaje a Botsuana me dolieron. Fueron innecesarias y dañinas", cuenta en la entrevista. Sobre el caso Nóos, aseguró: "Quiero exponer los hechos para aclarar la situación y las falsas acusaciones". Tambien quiso defender su reputación y evitar que se aprovechen de su silencio para hacer daño al Rey: "Siento un profundo respeto por el Rey y por el Príncipe"..