Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
27 OCTUBRE 2016     

A solas con Manuela, la hija de Oscar Martínez y Mercedes Morán: "Mis papás me dejan hacer mi propio camino"

La joven continúa con el legado familiar y hace su propio recorrido en el mundo de la actuación

Es casi como una carga genética y un hilo conector en su familia. Manuela Martínez (21) –hija de los talentosos Mercedes Morán y Oscar Martínez– disfruta de su presente como actriz y se luce con su primer protagónico en la serie web Rumuvie.

Entre muñecos de colección, mucha ropa y los juguetes de su gata Marte, la joven actriz recibe a ¡Hola! Argentina en su departamento de Retiro, al que se mudó hace poco con una amiga.

–¿Dónde estudiaste actuación?

–Hice la escuela de Hugo Midón y terminé cuando tenía 12 años. A pesar de que siempre me interesó y tenía claro que quería hacer algo relacionado con el mundo artístico, en un momento me agarró la rebeldía de no querer ser como mis papás. Estudié música, fotografía, siempre escribí y a los 18 volví a estudiar teatro con Nora Moseinco y en Timbre 4, y desde entonces no paré.

–¿Sentís presión por ser hija de actores tan reconocidos?

–Cuando retomé las clases de actuación, sentí una gran presión externa por ser “la hija de…”, pero yo quería tener el espacio para probar si era lo que me gustaba o no. En mi familia, por suerte, siempre me dijeron “hacé lo que quieras”. Lo que más admiro de mis papás es que me dejan hacer mi propio camino.

–¿Cómo te llevás con ellos?

–¡Muy bien! Somos todos muy unidos y me gusta mucho pasar tiempo con ellos. Suelo ser yo la que más los llama, les propongo salir a almorzar… También me veo mucho con mis hermanas (Mercedes y María Scapola Morán, y Virginia, Victoria y Ana Martínez) y mis sobrinos. Soy muy familiera.

–¿Cómo es Mercedes Morán mamá?

–Muy presente. Somos muy compañeras, hablamos de todo, me da consejos. Me acuerdo que de chica la acompañaba a las grabaciones, miraba todo y me encantaba estar ahí. Me imaginaba trabajando en un estudio de televisión sin saber muy bien qué iba a hacer. Ahora tengo claro que mi camino es la actuación.

–¿Y papá Oscar?

–Con él soy más reservada, aunque es un papá divino, superatento y siempre está dispuesto a escuchar lo que yo tenga ganas de contarle. También entiende que estoy empezando y me deja elegir.

–¿Cómo decidiste irte a vivir sola?

–A los 19, sentí que tenía ganas de tener mi propio espacio. Igualmente, cuando recién me mudé sola me di cuenta de que quizás podría haberme quedado un tiempo más en lo de mi madre.

–¿Tus papás te apoyaron?

–Sí, pero cuando le dije a mamá, su primera reacción fue: “¿Ya te querés ir de casa?”. Igualmente me entendió y me dio todo su apoyo.

Texto: Sofía Kotler

Fotos: Juan Ignacio Roncoroni.