Último momento

 

Leer en

 
 
 
Revista ¡HOLA! Argentina
 Último momento

 

Leer en

 
 
17 NOVIEMBRE 2016     

Conocé el Palacio Cabrera, en el corazón de Palermo

Inspirada por el espíritu del Bicentenario, Casa FOA “viste” de futuro un edificio de arquitectura neocolonial de 1935, que fue sede del Segundo Hogar José Devoto

 
“Dormitorio de la chica Uma”, de Javier Iturrioz, inspirado en Haut Marais, el barrio cool de París, y en la joven que lo habita..  Foto: Tadeo Jones

Lo nuevo y lo viejo, las texturas originales (de fibras naturales y también sintéticas), la tecnología de punta y las últimas tendencias moldean este universo de contrastes y de espacios, que son reflejo del estilo de vida actual.

El Palacio Cabrera, en pleno barrio de Palermo, inspiró la 33ª edición de Casa FOA, la tradicional muestra de decoración y paisajismo, que ancló sus bases en el espíritu del Bicentenario de nuestra Independencia. El edificio, de 1935, tiene un total de 2200 metros cuadrados y fue sede del Segundo Hogar José Devoto, donde funcionó una residencia de ancianos. “Es una casa maravillosa de arquitectura neocolonial que nos pareció apropiada para intervenir y celebrar los 200 años de la independencia argentina. La historia y el futuro son los hilos conductores de la muestra”, explicó Ana Astudillo, gerenta de Arquitectura y Diseño de Casa FOA. “Esta vez enfocamos el rumbo y la mirada en los objetos que nos identifican como argentinos y en nuestros decoradores y arquitectos, tan talentosos y premiados a nivel mundial”. La elección del barrio no fue casual: busca reflejar la impronta vanguardista de la zona, y apunta a sumarle juventud. Es una zona en pleno crecimiento, elegida por los más jóvenes.

PUERTAS ADENTRO

El recorrido arranca a puro verde, donde la “fitoteca” con flora nativa del litoral de Julia Daruich Bouvier y Josefina Parera –se llevaron la medalla de oro de paisajismo– da la bienvenida en un tono de humor, casi salvaje. Una vez adentro, se puede apreciar el piso original en damero y una selección de monoambientes (la primera casa suele ser chica, compacta) con tecnología de vanguardia. Son espacios para los perfiles de hoy, como el de un bloggero de moda (Víctor Birembaum y Claudio Kaczka), un DJ (Lucía Guerberoff, Daniela Bortz y Marcelo Orlievsky), un emprendedor joven (Augusto Castignani y Esteban López), un estudiante (María Zucker, María Belén Bickham, Horacio Zucker) y un youtuber (Sergio Muchnik, Magalí Muchnik & Design Team). En el caso del loft firmado por Julio Oropel y José Luis Zacarías Otiñano –que se llevó la medalla de oro a la arquitectura y diseño de interiores–, hay una exquisita fusión entre materiales típicos, como el adobe o el bizcocho de terracota, y los paneles de vidrio tecnológicos que usaron en el living y la cocina. “Me gusta el norte y sus colores. Trajimos adobes de una finca familiar de Jujuy, terracotas de Salta, figuras indígenas del Chaco…”, contó a ¡Hola! el arquitecto Oropel. “Hay una consigna que escuché de un francés que sintetiza nuestro trabajo: ‘Lujo sustentable, que se ve simple, más cálido y más calmo’”.

En la planta alta, la estrella es una enorme lámpara-escultura colgante creada por Luisa Norbis y Florencia Meller. “Esta vez, en el aislante térmico, descubrimos la rigidez necesaria para pliegues, curvas y contracurvas”, reveló Norbis sobre su jardín colgante. A su alrededor y más allá se suceden espacios bien sectorizados: comedor (Sofía Willemoës), un estar (Viviana Melamed), una habitación para una mujer (Javier Iturrioz), una biblioteca (Angie Dub, Luciana Szechter, Rodrigo Battaglia, Adrián Felipe Palma), una cocina (Angélica Campi), un espacio-cocina (Caia y Carolina Gibrat) y un comedor diario (María Anzoategui y Cecilia Bravo), entre muchos otros. El arte se asoma a un lado y a otro, como en el pasillo “tomado” por la artista plástica y diseñadora sustentable Alejandra Gougy, a cargo de la instalación “Tejiendo el Origen”, en donde trabajó las paredes con técnicas artesanales como el macramé, la cestería y el crochet, a partir de materiales del Delta y el trabajo en conjunto con artesanos del Tigre. Un gran cuadro de la Virgen de Guadalupe representa la fusión de culturas y creencias.

Como en cada edición, los espacios verdes ocupan un lugar estelar, como el patio lateral creado por Mónica Kucher, Gabi López, Juan Caram, Flavio Domínguez y Diego Segoura, que se convierte en un imperdible a la hora de hacer un alto en el recorrido, disfrutar de algo rico y gozar del aire de Palermo, distinto al de otros barrios. Y tal vez imaginar que ese sea el lugar de encuentro de los nuevos habitantes del Palacio Cabrera, ya que cuando la muestra termine, la desarrolladora inmobiliaria Brody Friedman realizará una restauración para albergar allí 48 unidades residenciales, oficinas y estudios.

  • Texto: Lucila Olivera
  • Fotos: Tadeo Jones
.